Blogia
M ä r U

Dentro de mi vida, donde se ha creado todo

Tras tal día como hoy llego a casa, enciendo el ordenador, y con la certeza de que no voy a escribir nada del otro mundo empiezo a teclear… dejando que mis dedos se deslicen dulcemente sobre cada una de las letras. Estoy cansada. Mi vida se me cae encima, no tengo casi tiempo para hacer lo que realmente me gusta, ni siquiera tengo tiempo para pensar qué me gusta realmente. Les digo a mis padres que este año podría no hacer la asignatura de acordeón y hacer las otras tres, y ya el próximo curso estudio acordeón como Dios manda, con su examen final de cuarenta y cinco minutos… pero no lo entienden, dudan de que sea un pretexto para hacer –aún- más el vago con el acordeón…
Tengo que volver a decir que estoy muy cansada, porque he estado por la mañana en clase, a las cuatro estudiando, hasta las seis y media que me he ido a clase de step, he salido y he ido a la academia de música. Y ahora llego a casa en busca de tranquilidad, y tampoco la encuentro. Me siento como un robot que no sabe más que hacer cosas, cosas para conseguir títulos, títulos para no conseguir nada. Al menos al gimnasio voy porque me gusta, sin presiones, sin que nadie me diga ¿qué tal lo llevas? Me lo dicen… lo justo, para saber cómo funciona el tema.
Mi padre diciéndome lo que tengo que hacer este año y al siguiente, cuando yo solamente los veo como caminos tortuosos sin una superficie lisa, ya sé lo que tengo que hacer… no necesito que me lo repitan.
Me siento sola rodeada de gente, viendo como mi independencia y autosuficiencia no sirven para nada. Me siento sola, ni siquiera me toman en serio cuando digo que 18 metros son 1.9 segundos, que he hecho la cuenta. Espacio es igual a velocidad inicial por tiempo más un medio de gravedad por el tiempo al cuadrado…
Estoy agotada, sin ganas de hablar, ¿de qué voy a hablar con nadie? No puedo hablar de que me siento sola, es un insulto hacia los demás. No puedo decir que estoy harta, pues los demás se hartan de ti. No puedo hablar de mi vida, no interesa. No puedo hablar de sentimientos, porque me pierden.
No puedo decir que me paso la vida de bajón y de cuando en cuando me sube la moral, pero que es un simple espejismo. Y no puedo decir que me encuentro muy mal, porque la gente entiende otras cosas por estar muy mal. Luego mi madre me dice que no me guarde las cosas, pero no me queda otro remedio.
Me siento sola con Ente Alfa ¿recuerdas? La sombra que venía de cuando en cuando… sí… identifícala, ahora esta dentro de ti y pertenece a ti misma. Tú eres Ente Alfa.
No me gusta mi vida, y no puedo vivir más así. Este año ha traído consigo tanta apatía que no pienso en la muerte. Además ahora empiezo a no creerme todas las parafernalias de psicólogos y psiquiatras, empiezo a pensar que nunca podré alcanzar la satisfacción y felicidad, que nunca seré nadie para nadie, ni para mi misma.

Estoy harta de luchar contra nadie y solo se que me siento sola, y la verdad es que no es por ausencia de gente en mi vida. Qué hacer qué decir. Cuando hay un problema eliges solución, cuando no sabes cual es el problema…
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres