Blogia
M ä r U

Ente

Tras la ventana caen las gotas de lluvia y ahí está ella, o él, o eso... ese ente que nadie sabe lo que es, ni siquiera el ente mismo.

Ente quiere viajar, y viaja solo, porque no hay una forma mejor de viajar que estando solo, dejando que las situaciones sean como sueños. Se llama vivir soñando. A Ente le gusta vivir en un sueño, todo lo que hace lo hace por impulsos, habla con la gente, la gente habla con él y se soprenden de que vive igual que en un libro propio de un escritor contemporáneo, pero aún así piensan que su salud mental no está en su momento óptimo. "La verdad es que lo que no saben es que son ellos los que tienen la salud mental para el arrastre"- piensa él mientras observa el mar en una playa de Asturias.

El mar está revuelto, el cielo está gris, amenaza con llover, pero no llueve. La gente está refugiada en sus casas, o contribuyendo a que los bares sigan aumentando su ganancia. Ente se ha quedado mirando el mar, parece que está pensando algo, pero en realidad no está haciendo nada. Sólo mira al cielo.

La gente que le conocía tenía la mente muy simple, porque hacía lo que hacía porque quería que los demás vieran porqué o con qué fin lo hacía, y los demás sólo veían lo que hacía, cuando muchas veces ni siquiera tiene que ver con lo que quiere transmitir. Ente sabe que nacemos y vivimos solos, ha experimentado querer comunicarse y no poder, sabe que el lenguaje verbal y corporal son insficientes para lam comunicación humana, que todos estamos aislados dentro de nuestras cabezas. Aunque la verdad es que Ente reflexiona sobre ese concepto por instantes... la mayoría de la gente no se cuestiona si está o no aislado dentro de su cabeza porque la vida del resto del mundo suele estar más fuera de ellos que dentro de ellos. Es algo muy triste. Observa que la gente no quiere pasar tiempo consigo mismos, "¿tienen miedo?" porque ellos quieren enseguida compañía ajena, muchos afirman que no pueden estar solos ni un minuto porque necesitan hablar. Lo cual a Ente le sorprendía profundamente "¿qué clase de cosas pueden decir personas que no hacen más que hablar? ¿llegarán algún día a decir algo verdaderamente interesante?" Bueno, Ente prefería no sentenciar y no juzgarles, al fin y al cabo, nunca ha estado dentro de su mente para saberlo. Siente mucha curiosidad por aquello que se aloja en la mente de cada uno de nosotoros, pero como eso es imposible, no se hace muchas preguntas sobre si quiere o no quiere. Ente escucha el sonido de las gaviotas que llegan a la playa, es un sonido precioso, ojalá hubiera podido escapar aquí durante su infancia y adolescencia cuando se encontraba mal, viviendo en el interior te sueles perder estos pequeños placeres naturales.

La verdad es que Ente se dejó llevar por el mundo de los sueños cuando se dio cuenta de que estaba aislado entre sus amigos, porque aunque se lo pasaba bien, aunque tenía muy buenos amigos, a pesar de que no era del todo infeliz, nunca alcanzaría nada si no se dejaba llevar por los sueños.

Ente está buscando la respuesta a "¿tienen miedo?", porque no sabe a qué, ¿tienen miedo a ellos mismos?, a lo mejor ni siquiera tienen miedo porque es un concepto que no se plantean al no darse cuenta del gran potencial de la mente humana, a lo mejor piensan que solo son alguien cuando pueden comunicarse con los demás, a lo mejor en cualquier otro momento no aprecian las ventajas de la amiga soledad.

También sabe que es cruel, Ente en cierto modo es... cruel, porque piensa que hay mucha gente que son como animalitos en lo que a reflexionar se refiere, no saben nada de ellos mismos, y saben lo que saben porque se lo han dicho otros o lo han leído en algún libro. La mente de Ente le obliga a hacer distinciones entre los humanos, porque no todos somos iguales, podemos ser iguales en derechos y deberes, pero no todos somos iguales. En el mundo hay dos tipos de personas, los que se conocen y los que no se conocen, se podría decir que en el mundo hay tres tipos los inteligentes, los no inteligentes, y los mediocres. Pero Ente sabe que no puede hacer esa distinción porque habría muchas excepciones. Las personas que se conocen en realidad se desconocen, pero desconocer parte de nosotros mismos significa conocer una gran parte. El que no se plantea ni siquiera si se desconoce es porque no se conoce. Y cuanto más profundizamos dentro de nosotras más sabremos del mundo, y mmejor actuaremos, y más sabios seremos.

Ente sigue escuchando el ruido de las gaviotas, lleva dos días en ese pueblo y hoy va a tomar el tren hacia las costas de Galicia. Ha conocido mucha gente, unos se han sorprendido, otros han pasado de él, otros han querido seguir teniendo contacto con él, pero él ha dicho que no... Ente solo quiere que sean productios de un sueño, componentes de un recuerdo, tanto suyo como de ellos.

Ente hace cosas impensable para el género humano, porque está lleno de prejuicios. Mientras no cometa delitos Ente hace todo lo que quiere, se olvida de los límites con que le educaron.

Sabe que además hace algo por el mundo, les vuelve un poco más locos, les incita a probar el oscuro objeto del pensamiento profundo humano.

Ente a veces no sabe si es o no es. Ha probado el amor, el odio, la risa, el llanto... lo ha probado todo.

Sobre el amor tiene la certeza de que no está hecho para él, al menos el amor como se entiende en esta sociedad. No sabe si se ha enamorado alguna vez, no sabe nada sobre eso, está inseguro, a lo mejor sí, a lo mejor no, no sabe, no entiende, no puede con ese sentimiento que se ha hecho tan supericial en la sociedad de hoy en día donde nadie sabe lo que es verdaderamente amar y lo utilizan con pretexto sexual, o como una mentira hacia ellos mismos, o como una forma de hacer algo diferente con una persona, de decir cosas que no se dicen a los amigos normales, de tener algo por lo que vivir. Muchos están completamente seguros de que han sentido amor. Su diemnsión está limitada en cierto punto. Ente no entiende nada de eso, amar... nunca utiliza ese concepto en sus conversaciones diarias. Ente sabe querer mucho, sabe apreciar mmucho, sabe llorar por el dolor que causan los demás y sabe hacer todo eso. Pero nunca ha experimentado el amor desde otra perspectiva, más abstracta, más loca, menos comprometedora y verdaderamente más pura.

Ente viaja solo para encontrarse a sí mismo, vive en un sueño y morirá... claro que morirá, pero al menos, será soñando...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres