Blogia
M ä r U

SMILE!!

SMILE!! El olor a tabaco es el alarmante número uno, cuando deambulas entre gente a quien no oyes, en medio del trailer de una película, decorado con su banda sonora...
Una hora, dos horas, entre letras, frases, párrafos de un caso hundido que de repente, al pasar de página, ha sido resuelto satisfactoriamente.

Suele pasar, te levantas un día, sales a la calle, y te pones a caminar sin rumbo fijo. Te sientas en un banco, mirando al vacío, pensando o no pensando, realmente no sabes si estás pensando. Sabes que pensar no es un acto del que eres consciente al cien por cien. De repente sin saber como, te das cuenta de que sabes cosas, de que has llegado a conclusiones que antes desconocias. ¿Ha sido culpa tuya? No... por supuesto que no lo ha sido.
En la biblioteca hay numerosos libros de psicología, que no logras entender por completo, quizá tampoco quieras saber qué espantosas situaciones mentales pueden llegar a darse, quiza conocerlas te haría parecer hipocondriaca, ponerle nombre a lo que te pasa es algo así...

Un caso, de una chica llamada Susana, me ha reflejado claramente. Era depresión. Bueno... yo estoy reflejada, pero no creo que yo tenga de eso. ¿o sí que lo creo y lo niego con el objetivo de no alarmar a nadie? No quiero tener de eso, definitivamente no puedo tener de eso. No voy a joderme el presente ahora yendo a un psiquiatra. No lo niego, lo estoy pensando muy seriamente, porque la psicóloga no me hacía nada, me daba consejos, pero no... no sabía nada de lo que me pasa, y lo justificaba todo basandose en una simple cosa que sabe de mi misma. Dejé de ir porque ochenta euros la consulta me deprime aun más que lo que me hacen allí. Los psiquiatras son de la seguridad social, y he hablado del tema con un par de personas... Se que el resto de gente que me conoce, diría que soy una exagerada, y toda la hostia. Pero ha llegado el punto que tengo miedo de perder conciencia de mi misma, no se quién ni qué ni cómo soy, ¿en que puede llegar a degenerar eso? También he dejado de expresarme tanto como antes, intento escribir y de repente lo único que se me ocurre poner es esto: ................ No sé exteriorizar verdaderamente mi interior. Si lo hago, es modificandolo, para decir algo incoherente que certifque falsamente que estoy perfectamente, que soy Märu. Y en mi casa mi madre dice que tengo una vida muy rara, que hablo muy poco, y seguramente que no tardando mucho empezará a querer mantener conversaciones profundas conmigo para averiguar qué clase de problema tengo esta vez.

Tampoco necesito ayuda si no la pido, sólo que se me trate con toda normalidad, no soy autosuficiente, pero de momento sé que no necesito nada que se aleje de relaciones sociales normales y corrientes, y si llega el punto que estoy verdaderamente mal... entonces preferiría morirme, a ver como empiezo a joder a los demás, a ver como soy un quebradero de cabeza, a ver que en lugar de no pintar nada en el mundo, lo pinto todo de negro. Ya lo he hecho, ya me ha pasado este año, ya se lo he hecho a alguien. Y no pienso ser una célula cancerígena que todo lo que esta en contacto con ella se contagia. Yo no soy de eso...

Me voy a intentar autotratar, no estoy bien, si aceptar eso me va a traer problemas... que vengan, aunque creo que los problemas derivados de acptarlo son bobadas... Me he dado cuenta de que no estoy bien, cuando he ido a refugiarme en cosas que sé que están mal, no sé con qué objetivo, o con qué tipo de desánimo, y son esas conductas las que me están abriendo los ojos... Pero al menos ahora mismo tengo la certeza de que estoy mirando hacia la dirección correcta, con las intenciones correctas, con las ideas claras en la superficie del problema. Estoy dispuesta a cualquier cosa por dejar este estado.

Y bueno, no se trata de que esté triste, sino de que cuando estoy contenta no termina de cuajar con la base triste... Pero qué, yo soy capaz de todo lo que me proponga. Este verano está siendo muy dificil, no es que sea el peor verano de mi vida. Quizá estas cosas que me estan poniendo a prueba, consiguen que dentro de no mucho tiempo, pueda vivir los mejores años de mi vida. Si ya lo dice Nietzsche, "lo que no me mata me hace más fuerte".

No tengo miedo a lo que pueda ocurrir... solo impotencia ante ello...

[Bah, no me he quedado agusto, nunca podre exteriorizarme todo lo que desearía. Es un texto incompleto... ]

Estoy sonriendo, eso seguro. Al fin y al cabo, "to cry is to know that you´re alive" y yo ya no puedo llorar, ¿estaré muerta?... en serio, ya no puedo, mi apatía es tan grande que aunque vea que la situación es para llorar, no sé hacerlo. Así que como la alternativa, sonrío, =) porque aunque la sonrisa sea el símbolo de un estado de ánimo, trataré de convertirlo en la entrada de ese estado de ánimo. Ya sabeis... primero manifestarlo, luego sentirlo. Es un poco empezar la casa por el tejado, ¿pero quien ha dicho que tenga que arreglarme coherentemente?

Huys... manifiesto locura. Don´t worry, de momento soy consciente de ella. De todas formas de los locos se aprenden muchas cosas, estoy convencida de ello.

SMILE!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres