Blogia
M ä r U

Desvarios políticos... prometo no volver a tocar el tema.

Desvarios políticos... prometo no volver a tocar el tema. Dije y diré que la política debe de quedar fuera de mis blogs, las razones me sobran. No sé historia, no me gusta y no tengo una memoria suficiente para recordar todos sus hechos, no es la asignatura ni materia de mi vida, se me da bastante mal. La política hubo un tiempo en que pudo interesarme, sobretodo por el estreno de cierta serie de cierta época que para qué mentir, me tocaba mucho los cojones como época vivida en este nuestro país España… pero ahora no me inclino por nada.
No voy a tocar los cojones con el temita de la política, pero las críticas a Zapatero y cía están empezando a sonar más alto de lo debido, y es algo que sin ánimo de ofender a nadie, me resulta una actitud despreciable.
Eso de criticar tanto a los socialistas… que sí, que digamos que están desmadrándolo todo, pero el conservadurismo del PP me tocaba aún más la moral. Que el gobierno ha autorizado las bodas gays, ¿desde cuando eso es un problema? ¿Qué cojones hace todo el mundo quejándose sobre eso? Y yo no hablo de temas derivados, como el caso de adoptar… tal opinión me la guardo, no vaya a ser que mis opiniones sean ofensivas, ¡oh no por dios! ¡Ah! Sí… hablando de Dios, el tema religioso salió de por medio. Que esos conservadores dicen que el matrimonio es algo sagrado entre el hombre y la mujer, me voy a guardar las críticas a la Iglesia porque esa institución no hay por donde cogerla, una serie de personas que se entrometen en todo basándose en cuestiones no demostrables en la práctica, ¡Toc Toc..! ¿Dónde está el lugar para el sentido común?

Como iba diciendo… que al parecer las bodas homosexuales están mal vistas… ¿alguna razón a parte de la de saltarse la norma de cómo se supone tiene que ser un matrimonio para la Iglesia? Si la verdad es que dentro de su norma tiene lógica la crítica… es como si yo ahora digo que para que en mi mundo Verde algo sea válido tiene que ser de color verde, y si una manzana no es verde porque es roja, ¡pues entonces ya no es manzana! Obviamente si me empeño en que mi mundo Verde sea así, pues mira chico, tienes un problema y es que para mi tu manzana roja no vale una mierda.
Pero es que resulta que esas cosas que la gente también celebra por la Iglesia, lo que denominamos matrimonio, tiene también un objetivo jurídico o como coño sea la palabra-adjetivo a emplear en esta situación. Sí… un objetivo mediante el cual dos personas que supuestamente se quieren desean obtener una serie de derechos y deberes, una serie de privilegios y beneficios por estar juntos. Ya sea que en cualquier situación delicada como la de autorizar una operación quirúrgica se pueda autorizar, o que en otro tipo de situaciones menos desgraciadas sea mejor estar casados.

¿Y quién son esas personas para juzgar eso? Para… para decir que no, que no pueden casarse, ¿pero a ver… me meto yo con la vecina para decir que cambie el color de sus sofás?

En toda esta crítica que creo que estoy haciendo me salto algo importante, bueno, yo no soy la persona adecuada para opinar sobre ella, ni me va ni me viene, ni soy lesbiana ni tengo propósito de casarme porque no necesito demostrar con cosas externas el amor por otra persona, como ya dije, para mi el matrimonio es algo que suele hacer la gente con el objetivo de adquirir esos beneficios. Sin ánimo de despreciar nada, yo creo que soy alguien que no necesita nada externo para poder ser, además de resultarme el matrimonio y aún más por la Iglesia, algo irrisorio. Tampoco creo en el amor, así que, para qué seguir dando más información sobre el tema.

Dejemos el tema de las bodas homosexuales… ah sí, PSOE, PP… y demás partidos. Desde que leí cierto libro, no recuerdo cual, de psicología (recomendación de mi psicóloga) supe que hay gente de varios niveles, los políticos son de nivel 1, lo más bajo que se puede estar… y como yo supuestamente estoy en el nivel 3, que viendo sus consecuencias casi dan ganas de ser un total subnormal e incluso llegas a comprender la actitud de todas estas personas, pues los asuntos políticos no me gustan. Siempre y cuando claro, respeten mi vida, mi cabeza y mi mundo, y me dejen decir lo que yo quiera.

REDE WICCA “Haz lo que quieras siempre que no dañes a nadie”

¿Por qué todos se quieren meter en la vida de todos? Es algo que o soy demasiado idiota o soy demasiado inteligente, pero que no comprendo, ya sea por cualquiera de las dos razones.

La derecha, como pude comprobar cuando estudié un poquito, pero un poquito poquito de historia, me da asco. Sí, la derecha me da puro asco. Afiancé ese pensamiento escuchando hablar a mis abuelos, seguidores empedernidos de esas dos letras de Putos Paletos del PP. Por otro lado la izquierda, que la veo así tan desestructurada, que normal que la gente se esté acojonando, porque es un desmadre completo.

Parece que apoyo a la izquierda, pero tampoco, eso de las viviendas de 20 metros cuadrados o de los que fueran no fue una idea que me hiciera gracia precisamente.

Y que en fin… no tengo ni idea de más de estas cosas de las que hablo, no veo la tele y la sección de política del periódico me la salto. Creo que el Nacionalismo es una enfermedad y que el mundo en sí está enfermo.

Pero es que tanta gente criticándose unos a otros me empieza a estomagar, y yo en mi propia independencia, la que me otorga el hecho de ser Maru y poder meterme dentro de mi cabeza cada vez que mi alrededor sea pésimo, paso por alto estos temas y no me meto en ellos, porque si a mi me dejan vivir mi vida yo no voy a luchar ni por un país, ni por un grupo de gente que pertenezca a un puto trozo de suelo denominado con un nombre. Porque a mi no me da ninguna satisfacción defender cosas grupales, soy así de individualista y egoísta. Nunca hago ni siquiera casi las cosas por ayudar a los demás, pero cuando las hago es posible que quizá las haga con mucha más sinceridad que el resto de la gente que se empeña en ir a manifestaciones absurdas reivindicando ideas a gritos ¡Puaj!

Así de claro, yo soy demasiado yo como para preocuparme por temas tan terrenales, que me dejen vivir en mi mundo trascendente al mismo hecho de ser humanos y que por favor… dejen de manifestar tanta finitud humana, que se están poniendo en evidencia. Luego no me extraña que ande rondándome la cabeza el hecho de votar al partido por la legalización del cannabis… desde luego no voy a dejar pasar mi voto (si llego a los 18), que una cosa tengo clara, o digo que existo o me comen, así que hagámoslo por algo que al menos comprendamos exactamente de qué se trata…

Jajajaja

PD: Sí, suele pasarme eso de que en los debates me quede sola defendiendo una sola idea, o criticando alguna idea... qué se le va a hacer nací así y así moriré. Y no... tampoco es por llevar siempre la contraria, tengo más cabeza que eso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

iReYaNiL -

jaja, wenisimo tia!!!

Puxa el cannabisssss!!

En fin,... omito comentarios a todo lo demas, ya sabes, estoy contigo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres